Reconocer el sexo de los cíclidos del Lago Malawi

Las especies de la familia de los cíclidos son de las más complicadas a la hora de distinguir el sexo. El mantenimiento de cíclidos corresponde ya a un nivel avanzado en la afición a la Acuariofilia y el sexado de estos peces es algo peliagudo, pero con un poco de información y práctica puedes conseguirlo. 

Reconocer el sexo de tus cíclidos no es difícil en peces adultos, pero lo que sí es prácticamente imposible es averiguar el sexo de los alevines, los juveniles o, por ejemplo, de un macho que pierde bruscamente sus colores y se esconde entre las hembras. Con la experiencia te será más fácil determinar el sexo de algunas especies de tan sólo tres a cuatro meses de edad y con un alto grado de precisión.

Naevochromis chrysogaster, macho y hembra

Hay unos cuantos conceptos sobre morfología y comportamiento de los cíclidos que te ayudarán, aunque también hay muchas excepciones que lo pueden hacer bastante difícil. La forma más efectiva de establecer el sexo será identificar la papila genital que se encuentra entre el ano y la aleta anal del animal pero esto tampoco es sencillo. Algunos de los criterios morfológicos que pueden servirte de ayuda serán sobre tamaño, coloración,  aletas, ocelos y papila genital. Veamos en qué consisten y sus particularidades:

El tamaño

En la naturaleza los machos son más grandes que las hembras, alrededor de un 20% más, por lo que podrás identificarlos individualmente sin problemas. Pero basarte sólo en el tamaño no es del todo fiable. Los parámetros de estrés, la alimentación, el medio en que los mantenemos y la genética condicionan el crecimiento de cada individuo y dentro de una misma anidación siempre habrá machos que alcanzaron la edad adulta con un tamaño más pequeño que sus hermanas, las hembras.

La coloración

Los machos normalmente tienen los colores más brillantes porque son los dueños de los territorios y tienen que defenderlos de sus rivales. Además, su principal actividad es la reproducción, por lo que siempre estarán intentando atraer a las hembras. Por otro lado, las hembras se encargan de proteger a sus crías en la boca y para evitar cualquier agresión pasarán desapercibidas. Por eso son de un color neutro, para poder confundirse con su entorno. 

Placidochromis phenochilus mdoka white lips, macho y hembra

Pero hay excepciones!! En especies como Aulonocara, Cynotilapia, Protomelas, Fossorochromis rostratus, Sciaenochromis fryeri, etc., macho y hembra tienen diferente color, pero, por ejemplo, en muchos Mbunas los machos son de color azul y las hembras amarillo o naranja, como ocurre en Metriaclima sp. msobo, Melanochromis, Pseudotropheus saulosi, Tropheops, etc.; e incluso dentro de estas mismas especies existen también algunas excepciones, como el Metriaclima lombardoi, donde el macho es de color amarillo y la hembra azul, en los Melanochromis los machos son generalmente azules y las hembras amarillas o marrones y en los Pseudotropheus cyaneorhabdos, que son azules ambos sexos, solamente la existencia de ocelos en su aleta anal puede marcar la diferencia. En otras especies como algunos Tropheops, macho y hembra son amarillos. 

Pseudotropheus saulosi, macho y hembra

Y hay casos aún más especiales de dimorfismo del color, como el de Metriaclima sp. msobo Lundo. En esta especie, durante el período de incubación, algunas hembras toman el color del macho y adoptan un comportamiento territorial. Otras hembras como las de Melanochromis y Metriaclima lombardoi, en edad adulta, adoptan un color parecido a su macho, aunque siguen realizando incubaciones con normalidad.

Otras especies se diferencian por las coloraciones O.B. Estas siglas significan Orange Blotch (mancha naranja), y nunca encontraremos dos ejemplares O.B. iguales, porque esta coloración se desarrolla al azar. Generalmente son las hembras las que son O.B., los machos rara vez lo son. Esta coloración se da especialmente en Labeotropheus, Metriaclima y Tropheops. Y para complicar aún más el asunto, cada una de estas especies puede contener una gran cantidad de casos específicos.

Labeotropheus trewavasae chidunga OB, macho y hembra

Generalmente en el lago Malawi los alevines y juveniles tienen el mismo color que su madre, con algunas excepciones como el Metriaclima estherae. Los alevines de esta especie se sexan desde que nacen a través de un color marrón en los machos y anaranjado en las hembras.

Y, finalmente, en otras especies ambos sexos son del mismo color por lo que deberemos tener en cuenta otros criterios para poder determinar el sexo.

Las aletas

En muchas especies los machos suelen tener las aletas anales más acentuadas que las de las hembras. También la aleta dorsal suele ser más larga y delgada en especies como Aulonocara, Copadichromis, Protomelas, Mbunas, etc., y aunque esto te puede ayudar a diferenciar sexos, existen también muchas excepciones. 

Aulonocara baenschi benga, macho

Los machos de algunas especies han desarrollado especialmente la aleta pélvica. Para las especies donde los machos y las hembras son del mismo color, este detalle puede ser importante como por ejemplo, en el Pseudotropheus sp. kingsizei Lupingu donde machos y hembras son de color amarillo y tienen manchas oculares, pero el macho tiene la aleta dorsal de color azul y la pélvica se alarga hasta la mitad de la aleta anal.

Pseudotropheus sp. kingsizei Lupingu, macho y hembra

Muchas especies muestran una línea negra en la parte exterior de las aletas pélvicas. Este detalle puede diferenciar a un macho estresado que ha perdido sus colores, pero también puede ser el único criterio visual para la diferenciación sexual de especies como Labidochromis caeruleus.

Labidochromis caeruleus Nkhata Bay, macho

Los ocelos

El ocelo es una mancha circular en forma de punto que puede o no contener otro punto menor y que asemeja un ojo. Los machos de la familia Cichlidae presentan varios ocelos en la aleta anal que simulan ser huevecillos y que utilizan para atraer a las hembras que están listas para desovar. Las hembras se acercan al macho intentando atrapar los huevos que muestra, mientras que él emite su esperma en la boca de ella, fertilizando así los huevos. 

Los ocelos suelen ser un buen criterio para la diferenciación sexual. La mayoría de los machos tienen estas manchas oculares, no así las hembras. Pero las excepciones aquí también son más que abundantes. Hay muchas hembras de diferentes especies que muestran ocelos en su aleta anal como en los Mbuna Cynotilapia axelrodi, Iodotropheus sprengerae, Metriaclima estherae, Pseudotropheus sp. kingsizei Lupingu, en no Mbuna como Otopharynx tetraspilus mloto, y hay también especies en las que son las hembras las que tienen ocelos y los machos no, como en el caso del Sciaenochromis fryeri. En otras especies, las hembras muestran más ocelos que los machos, como en Fossorochromis rostratus, Protomelas fenestratus, etc. Los machos de Aulonocara stuartgranti que habitan al Norte del lago tienen ocelos, pero los que habitan en el Sur no.

Iodotropheus sprengerae

La joroba frontal

Solamente hay una especie en el lago Malawi, Cyrtocara moorii, que presenta esta rara característica física, consistente en una especie de giba fibrosa y grasa que desarrollan en la parte frontal de la cabeza tanto machos como hembras, aunque en el macho se hace más notable con la edad y ayuda a diferenciar el sexo a primera vista. Esta joroba frontal tiende a desaparecer en los individuos criados en cautividad durante varias generaciones. Hay otras especies que no habitan en el lago Malawi y que también desarrollan esta joroba, como Steatocranus casuarius que es un cíclido fluvial.

Cyrtocara moorii

La papila genital

Hay un cierto número de especies en las que no existe dimorfismo sexual, es decir, macho y hembra son iguales, e incluso cuando son adultos son difíciles de sexar, como por ejemplo Cynotilapia axelrodi, Labidochromis caeruleus, Placidochromis electra, Chindongo demasoni, Psesudotropheus socolofi, etc. Para determinar el sexo de estas especies el método ideal será el reconocimiento de la papila genital. 

Este método consiste en sujetar a los peces por la parte posterior (con las manos mojadas para evitar la eliminación de la mucosidad protectora) para revelar el orificio anal y el de la papila genital. Ambos orificios están alineados. El ano es similar en ambos sexos y se encuentra más alejado de la aleta anal, la papila genital es la más cercana a dicha aleta. Por este orificio los machos liberan el esperma y las hembras los huevos. En el caso de las hembras también recibe el nombre de ovopositor. La apertura de la hembra en la papila genital es más clara y grande, en el macho es siempre más pequeña. Podemos comparar los dos orificios de esta forma sencilla: Si tanto ano como papila genital son de tamaño similar nos encontramos frente a un macho o si por el contrario la papila genital es de mayor tamaño y de un tono mucho más rosado se trataría de una hembra. 

Lupa de joyero con led

Una herramienta que consideramos esencial para ayudarnos en el proceso de sexado son las gafas de lupa de joyero con luz y con diferentes lentes de aumento, al menos una de 20 mm ó 10 mm. El procedimiento sería el siguiente: prepara cuatro cubetas o cubos de plástico limpios, que no hayan estado en contacto con detergente u otro producto y ponles agua del mismo acuario suficiente para que puedan estar los peces. Pesca los ejemplares que quieres sexar y colócalos en el primer cubo. Comienza con el reconocimiento, coge suavemente cada animal, sin apretarlo, el que creas que es macho ponlo en una de las cubetas, el que creas hembra en la segunda y el que no estés seguro en la tercera, así evitarás manipularlos demasiado. Al examinar a los peces, no los mantengas fuera del agua más de 30 segundos, puedes dañar la mucosa epitelial protectora del animal, además del estrés que le ocasionas. Vuelve a reconocer los peces sobre los que tienes dudas pero no examines más de tres veces a un mismo ejemplar. 

Puedes comenzar con los Mbuna, que son más resistentes en comparación con algunas especies del lago Tanganica que son muy delicadas. Sexar peces por medio de la inspección de la papila es una habilidad que se adquiere con la práctica. Al principio casi no se pueden ver las diferencias en algunas especies, pero después de un tiempo verás que te resulta más fácil distinguir y determinar el sexo de tus cíclidos. 

Neolamprologus tretocephalus

Por supuesto, es más fácil y seguro el sexado en ejemplares sexualmente maduros. Las hembras que son incubadoras bucales ponen huevos de diámetro mucho mayor que las que los ponen en el sustrato, y por ello el diámetro de la abertura de su papila es mucho más grande y más fácil de distinguir. Por el contrario algunos incubadores de sustrato pueden ser un poco más difíciles de distinguir. Por ejemplo en el Neolamprologus tretocephalus no hay mucha diferencia en el tamaño de la papila genital entre sexos y requerirá de un poco más de experiencia para distinguir a los machos de las hembras. 

En algunos casos, habrá también una diferencia entre el pigmento de la abertura en el macho con respecto a la hembra. Julidochromis regani es un ejemplo de una especie en la que el macho tiene una papila cónica alargada. En estas especies se puede mover el dedo por la papila de izquierda a derecha y la papila se moverá también. 

En los Tropheus moorii, por ejemplo, es fácil determinar el sexo mediante el examen de la papila, pero también te ayudará a reconocerlo fijarte de antemano en los labios superior e inferior, que tienden a ser mucho más gruesos y pronunciados en el macho que en la hembra, sobre todo en los adultos maduros.

Los criterios de comportamiento

Un macho dominante mostrará colores brillantes. Un macho dominado perderá sus colores para evitar las agresiones y pasar desapercibido entre las hembras. En algunas especies macho y hembra muestran el mismo color, pero el macho tiene colores muy vivos y la hembra un poco más apagados como en Sciaenochromis fryeri, Cynotilapia pulpicans o Pseudotropheus elongatus. 

Algunas hembras, al envejecer, pueden tener los colores del macho, y lo mismo sucede con otras durante la incubación. Hay hembras que son dominantes, sobre todo si hay competencia entre varias de ellas. Entonces sus colores se intensifican, pueden ser confundidas con los machos y se vuelven agresivas con el resto de hembras de su misma especie.

Sciaenochromis fryeri iceberg

Durante la temporada de cría es muy fácil determinar el sexo debido al diferente comportamiento de los individuos. En macho prepara un nido en el sustrato para el desove y  está continuamente persiguiendo y bailando a las hembras, intensificando su coloración. En las hembras se puede observar tras el desove el aumento de volumen de su mandíbula inferior al mantener los huevos fecundados en su boca, el aislamiento y el ayuno, la protección de los alevines, etc.

Hay ciertas características físicas que son evidentes en las hembras: antes del desove el vientre es más redondeado de lo habitual debido a que va lleno de huevos. En el desove se les puede observar el ovopositor sobresaliendo de su papila genital, esto puede observarse uno o dos días antes del desove. En el período de incubación la boca está deformada por abajo. No se debe confundir con un pez  que acaba de comer y mantiene la comida en su boca. Cuando acaban la incubación las hembras tienen hambre, característica del ayuno prolongado, además de una boca hipertrofiada por abajo por haber mantenido los alevines en ella durante muchos días.

El hermafroditismo de los cíclidos

El hermafroditismo es una estrategia reproductiva muy conocida en peces marinos, pero menos conocida en peces de agua dulce. Es un fenómeno estudiado y, al parecer, más importante de lo que pensamos, que no se da tanto en el lago Malawi pero sí en los lagos Tanganica y Victoria y en varias especies de cíclidos americanos. Aparentemente son las condiciones ambientales las que podrían determinar el sexo de ciertos cíclidos, en particular la presencia de un solo sexo en una comunidad, el pH del agua, la temperatura, etc. 

Haplochromis callipterus, macho dominante

Algunas hembras de edad avanzada, cuando se encuentran en presencia de otras hembras más jóvenes y sin macho, mostrarán los colores del macho, incluso pueden desarrollar esperma en sus ovarios y fertilizar otras hembras (ejemplo autentificado en Haplochromis callipterus). Ciertos ejemplares juveniles en presencia de una hembra adulta se convertirán en machos, otros se convertirán en hembras si se ponen con machos adultos, por lo que la diferenciación sexual no podrá establecerse hasta la edad adulta (ejemplo autentificado en Julidochromis reganii). Y a otras especies les influye el pH del agua, cuanto más elevado esté el pH más hembras se mostrarán y viceversa, como sucede con Pelvicachromis y Apistograma. 


En una misma puesta podemos encontrar alevines más grandes y otros más pequeños. Si los dejamos crecer juntos, los más grandes serán machos y los más pequeños hembras. Pero, si separamos a los grandes de los pequeños, dentro del grupo de los grandes los más grandes serán machos y los más pequeños hembras. Y lo mismo ocurre en el grupo de los más pequeños, los más grandes serán machos y los más pequeños hembras. ¿Curioso verdad? 

Haplochromis callipterus, hembra

Hay dos tipos de peces hermafroditas que han sido identificados: protóginos y protándricos. Los hermafroditas protóginos tienen poblaciones en las cuales todos los individuos empiezan su vida como hembras. Cuando los peces llegan a su madurez sexual los individuos más fuertes y agresivos se convierten en los machos funcionales. 

El primer pez de agua dulce en ser identificado como hermafrodita protógino fue Crenicara punctulata, un pariente cercano del cíclido ajedrez. Un zoólogo alemán llamado Dietrich Ohm investigó sobre el modo de reproducción de C. punctulata. El Profesor Ohm mantuvo grupos de 4 a 10 juveniles en pequeños acuarios. Los machos se distinguían del resto de los peces a medida que maduraban sexualmente. Según aparecían retiraba a los machos y anotaba cuánto tiempo tardaba en madurar un nuevo macho. Encontró que cuando dejaba el macho inicial en el grupo no se desarrollaba ningún otro macho. Cuando retiraba el macho, sin importar cuánto tiempo lo hubiera dejado en el acuario desde que había madurado, la hembra más agresiva se convertía en el siguiente macho. Ningún acuario tenía dos machos desarrollados al mismo tiempo.

Crenicara punctulata.-Aqualog.de

El hermafroditismo protándrico es muy raro en agua dulce. Los peces sólo pueden realizar esto bajo circunstancias muy específicas. Hans Peters, otro científico alemán, descubrió que muchos mbunas del Lago Malawi tienen la capacidad de cambiar de macho a hembra. La exploración microscópica de las gónadas de los machos mbuna demuestra que tienen ovarios primitivos en situación de letargo dentro de los testículos productores de esperma. Una enfermedad o un traumatismo puede causar que los testículos resulten dañados de manera que queden estériles. Los ovarios, en algunos casos pueden entonces volverse dominantes y producir hormonas que cambien la apariencia del pez y provocar que el macho se convierta en hembra. Estas nuevas hembras probablemente no sean tan aptas para la reproducción como las hembras normales, pero el cambio de sexo ya ha tenido lugar.

Pelvicachromis pulcher es una conocida especie de cíclido enano del Oeste de África en la cual el sexo de una camada entera de alevines puede estar determinado por el pH. La respuesta a la agresión en los cíclidos, especialmente en los cíclidos enanos del género Apistogramma puede suprimir la expresión de los caracteres sexuales secundarios en los machos dominados. Hay especies de este género en las cuales una parte de los machos son más pequeños de lo normal y que se asemejan a las hembras pero se reproducen como machos, este fenómeno se suele producir en grupos en los cuales hay un macho dominante con un harén de hembras. 

 

Compartir artículo


Artículos relacionados


Deja tu comentario:




Responsable: Raúl Armell Rodriguez.
Finalidad: Gestionar y moderar comentarios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatario: Hosting: Online.net y correo electrónico automático a: info@cichlidae-acuarios.com.
Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos a través de .
Información adicional: Consulta las Condiciones de Uso y la Política de Privacidad de cichlidae-acuarios.com.