Los Mbuna del Lago Malawi

Esos peces a los que el aficionado vuelve una y otra vez.

¿Quieres comenzar con un acuario de Mbunas? Esto es todo lo que necesitas saber.
 
Mbuna significa en el idioma de los nativos, el Chitonga o Tonga: “pez que golpea o raspa las rocas”. Estos peces pertenecen a la familia Cichlidae y viven en los hábitats rocosos del lago Malawi, entre las pilas de piedras, formando diferentes comunidades. Sus colores brillantes, sus disputas con otros machos para defender el territorio, el cortejo a las hembras y su fácil reproducción son lo que les hace tan apreciados y populares entre los aficionados.

Lago Malawi

Hay más de trescientas especies de Mbuna conocidas, más de doscientas ya descritas y continúan apareciendo gran cantidad de nuevas especies y variedades de color. Algunas son endémicas de un hábitat o una zona geográfica, otras están repartidas por todo el lago y cada una de ellas tiene unas características específicas de acuerdo con su localización geográfica. Los biólogos creen que casi todas las especies de cíclidos del lago Malawi, incluidos Mbuna y no-Mbuna, descienden de una o muy pocas especies que se aislaron en el lago. Al aumentar los niveles de agua colonizaron nuevos hábitats y los numerosos afloramientos rocosos aislados permitieron la formación de nuevas especies de Mbuna.

Labeotropheus

Los Mbuna son peces pequeños, de no más de 15 cm, solo algunas pocas especies pueden llegar hasta los 25 cm, como es el caso de los Petrotilapia. Este género, el Petrotilapia, contiene hasta diecinueve especies diferentes. Todos los Mbuna habitan en las zonas rocosas, pero también hay algunas especies que prefieren vivir sobre suelos arenosos poco profundos y otras que han cambiado las grietas de las rocas por caracolas vacías.

Metriaclima sp. elongatus Chewere 

Los colores dominantes en prácticamente todos los Mbuna son el azul y el amarillo, con una gran variedad en intensidad y luminosidad según la especie. Pueden darse combinaciones de cuerpo azul y vientre amarillo, cuerpo azul y aletas amarillas y también hay especies con la aleta dorsal roja. En la mayoría de los casos el macho es azul y la hembra gris o amarillo, pero hay algunas especies en las que es al revés y hay otras en las que macho y hembra tienen el mismo color. También podemos encontrar morfos de color OB (orange blotched) o MC (marmelade cat), pudiendo presentar una combinación de manchas y barras de distintos colores y formas. Lo interesante de este tipo de patrón es que nunca se dan dos iguales, es decir, que cada pez es único en cuanto a su coloración se refiere. Los patrones MC más espectaculares suelen darse en la especie fainzilberi.

Cuando un macho está dominado presenta una tonalidad más clara para mostrar sumisión y pasar desapercibido. Cuando una hembra está incubando muestra un color gris claro para confundirse con la decoración y evitar ser molestada por un macho o un predador. Los alevines suelen ser del mismo color que la hembra, pero cuando llegan a la edad adulta, en pocas horas o días, cambian rápidamente adquiriendo su color definitivo.

Metriaclima estherae OB

Los Mbuna son muy territoriales, protegen continuamente el territorio donde se alimentan y a sus hembras. No abandonan nunca este territorio, pueden acercarse a aguas más abiertas para buscar comida, pero sólo unos metros más allá y rápidamente vuelven a su territorio que les proporciona comida y refugio. Consiguen su alimento sobre las rocas en las que habitan, en las que crecen las algas denominadas “Aufwuchs”, que contienen una microfauna compuesta de crustáceos, larvas de insectos, caracoles y zooplancton. Además de comida y refugio las rocas son su territorio de desove, donde atraer a las hembras.

  Metriaclima fainzilberi Lundo Island MC y Metriaclima fainzilberi Lundo Island

Los Mbuna de la zona intermedia pastan en las rocas con algas, pero también se alimentan en la arena donde se encuentran los desechos, las algas y diatomeas. Las especies de zonas arenosas se alimentan de las algas que crecen en las raíces y maderas posadas en el fondo. Algunos Mbuna tienen una carnosa nariz que les permite hacer palanca al arrancar las algas filamentosas de las rocas, como los Labeotropheus, otros sacuden con fuerza después de morder las algas para poder arrancarlas, como los Tropheops. Los hay que raspan las pequeñas algas del sustrato porque no pueden arrancar las grandes algas filamentosas, como las Petrotilapias y otros rastrillan las algas, como los Metriaclima. Y los hay que comen insectos y sus larvas, que encuentran en la superficie del agua o en las grietas de las rocas, como los Labidochromis. Todos los diferentes géneros de Mbuna están perfectamente adaptados anatómicamente para conseguir su comida según la zona en la que habitan.

Labeotropheus

Hay una especie de Mbuna, el Genyochromis mento, que no es comedor de algas, se alimenta de escamas y aletas.  Esta especie defiende una zona segura de unos cincuenta centímetros contra los de su especie, que son sus únicos competidores. Utiliza dos técnicas diferentes para obtener su alimento. Adopta diferentes coloraciones, parecidas siempre a las de los otros cíclidos de su hábitat. De esta manera pasa desapercibido entre las rocas, gracias a su color oscuro y se abalanza sobre los peces que pasan a su alcance mordiéndoles las aletas caudales, las pélvicas o anales. Entonces se esconde e inicia otra vez el ataque cuando pasan nuevos grupos de peces. Otra técnica para alimentarse es hacer frente a los otros Mbuna con los que se cruza. Simula que ha perdido la batalla y cuando el contrincante deja de prestarle atención ataca directamente a los flancos de su presa. El Genyochromis mento se encuentra repartido en todos los hábitats en el Lago Malawi. En Masinje hay Genyochromis mento OB como los Metriaclima zebra locales, en Minos Reef hay formas OB naranja brillante como los Metriaclima estherae y en Mphanga Rocks los hay de color amarillo como los Labeotropheus trewavasae.

Labidochromis caeruleus white Nkhata Bay

En el acuario

Cuanto mayor sea el acuario, más peces podrás mantener. El tamaño adecuado para comenzar es de entre 200 y 240 litros (120 x 50 x 40), decorado con gran cantidad de rocas, apilándolas en diferentes formaciones de manera que se creen bastantes cuevas y escondites como en su hábitat natural y en la base una amplia playa de arena. Los Mbuna necesitan refugios, a cada pez le gusta tener una cueva propia y las hembras no preparadas para la cría o que ya incuban necesitan lugares donde esconderse. Las plantas no son imprescindibles pero si quieres poner alguna son recomendables las de hojas gruesas y resistentes, como las Anubias. 

Las piedras que vayas a colocar en el acuario deben limpiarse bien con un cepillo bajo el agua hasta que no suelten ningún resto y si fuese posible se deben hervir para eliminar cualquier microorganismo. Es conveniente comenzar colocando las piedras más pesadas sobre el fondo de cristal para asegurar la estabilidad de la decoración. Para no apoyar directamente las piedras sobre el cristal, se pueden utilizar placas de plexiglás en la base y si fuese necesario puedes pegar las rocas al plexiglás con silicona. La arena se coloca después; puede ser arena de playa, arena de filtros de piscina, coralit, etc. Debes lavar esta arena varias veces antes de colocarla en el acuario, hasta que compruebes que no suelta partículas que pudieran enturbiar el agua cuando procedas al llenado. 

Acuario Cichlidae

Es esencial que proveas al acuario de una buena filtración. El sistema de filtrado que elijas debe asegurar la renovación total del agua como mínimo tres veces por hora, mejor si son más. También será necesaria una buena oxigenación que puede ser directa a la superficie o con una bomba de aire con piedra difusora, lo mejor será que instales ambas. Recuerda que los Mbuna prosperan en agua limpia, cuanto más limpia mejor; cambia el agua a menudo, 1/3 del volumen del acuario cada 15 días o un 20% semanalmente, según la cantidad de peces que mantengas y limpia el filtro cada mes con la misma agua del acuario para no eliminar las bacterias. Un gran cambio de agua actúa como estimulante para la reproducción. Si tus peces se ven opacos o decaídos, verás que un cambio de agua, de hasta incluso del 50%, los hace reavivarse. Vigila los desechos nitrogenados, si son altos tus peces morirán. Mantén siempre los Nitratos al mínimo posible (el valor cero es casi imposible de conseguir) y los Nitritos a cero obligatoriamente, una tasa más elevada podría provocar la muerte de tus peces. 

Melanochromis Cyaneorhabdos

Los Mbuna no necesitan una temperatura demasiado elevada, en el lago la temperatura media se mantiene entre 24 y 26°C a lo largo del año, así que no necesitas 28°C continuamente. En verano, según donde vivas, tu acuario no necesitará calefacción. En invierno es preferible calentar la habitación donde se ubica el acuario que el mismo acuario. Debes tener en cuenta que a una temperatura muy baja tus peces no criarán y a temperatura más alta, además del metabolismo de los peces, aumentará también la agresividad. Cuidado con un sobrecalentamiento de alrededor de 32°C, porque tus peces morirán. Los Mbuna necesitan un pH alto, entre 7 y 8.5, sobre todo cuando crían. A pH menor también se reproducirán, pero los mejores resultados se dan a pH 8.5 o mayor. El pH adecuado no sólo es importante para la cría, sino también para su colorido y actividad.

Alimentación

Algunos Mbuna son herbívoros y otros omnívoros, se sabe que en el lago comen algo más que sólo algas. En su hábitat natural, los Mbuna pasan las horas del día raspando las algas de las rocas, tienen intestinos largos diseñados para extraer las proteínas y los carbohidratos de estas algas, que son muy difíciles de digerir. Por eso es buena idea no darles de comer un día a la semana, para permitir que sus intestinos se purguen de manera regular. Pero no más de un día, la falta de comida provoca el aumento de la agresividad. 

Los Mbuna están siempre hambrientos y se comerán cualquier cosa que les ofrezcas, cada vez que camines ante el acuario te estarán pidiendo comida. Esto es normal, las algas de las que se alimentan en el lago tienen un alto contenido en fibra pero un valor nutritivo muy pequeño por gramo, por eso deben comer continuamente para cubrir sus necesidades metabólicas. Así que en el acuario harán lo mismo y aunque el valor nutritivo del alimento que les des sea mayor, ellos comerán siempre excesivamente si se lo permites.  

Lago Malawi

Así pues, alimentar apropiadamente a un Mbuna es básico para su buena salud, un exceso de alimento digerido incorrectamente o un exceso de proteína animal puede irritar la pared intestinal y estresar a los peces provocando la bajada de defensas y la consiguiente enfermedad, como la conocida hinchazón y posterior muerte. La mejor manera de alimentar a un Mbuna es ofrecerle un alimento vegetal en escamas de alta calidad, que contenga espirulina, combinado con otras comidas vegetales y también, de vez en cuando, ofrecerles lechuga, escarola, guisantes, zanahoria o espinaca. Estos alimentos puedes congelarlos para que el frío rompa las fibras y sea más fácil su digestión. Son, además, una importante fuente de vitaminas que favorecerán la luminosidad e intensidad de los colores de tus Mbuna y ayudarán a evitar la obstrucción de sus intestinos gracias a la fibra que contienen. Si permites el crecimiento de algas sobre las rocas del acuario, también será una comida perfecta para ellos, ya que favorecerá el comportamiento normal en su hábitat de morder o raspar las rocas para obtener su alimento. Para conseguir que las rocas de tu acuario se llenen de algas deja que la luz natural dé de lleno en los cristales durante una semana y tendrás un gran crecimiento.

Chindongo elongatus yellow tail Mphanga Roks

La espirulina es una cianobacteria que tiene forma de espiral (de ahí su nombre) y es de color azul verdoso por la presencia de clorofila que le da el color verde y de ficocianina, pigmento que le da el color azulado. Este alga microscópica constituye un complemento alimentario de calidad rico en hierro asimilable que contiene más beta-caroteno, hierro, vitamina B12 y ácido gama linoleico que cualquier otro alimento. Pero, aunque es excelente para su alimentación, no es recomendable alimentar a los Mbuna exclusivamente con espirulina pura. Para que luzcan mejor los colores de peces amarillos o rojos se les debe proporcionar una fuente adicional de vitamina. La alimentación correcta son pequeñas porciones, que puedan acabarse en unos 30 segundos y frecuentes, 2 ó 3 veces al día. Esta forma de alimentación, además, reduce la agresividad entre ellos. Tampoco es nada recomendable, ni necesario, darles alimentos vivos o congelados con proteína animal, ya que pueden causarles más daño que beneficio.

Lago Malawi, fondo rocoso

Elegir a tus peces

Lo primero a tener en cuenta es la cantidad de peces que va a poder albergar el acuario, debes pensar en el tamaño que tendrán cuando sean adultos. Por ejemplo, en un acuario de unos 450 litros, con una medida estándar de 150 x 50 x 60, se podrían mantener sin problemas hasta 28 peces pequeños o 25 grandes.

Los Mbuna son peces propensos a la hibridación, así que deberemos tener la precaución de no mantener juntas dos especies muy parecidas morfológicamente, o que tengan casi el mismo color. Mantener una sola pareja por especie no es aconsejable, en época de reproducción el macho acosará a la hembra hasta el punto de agotarla y seguramente matarla. Es mejor mantener por lo menos un trío y lo ideal es mantener ratios de un macho con al menos 4-6 hembras, esto ayudará a canalizar la agresividad hacia todos los individuos y no hacia un solo pez que seguramente morirá. Lo más recomendable es introducir a todos los ejemplares a la vez, así se permite a cada uno descubrir el acuario para encontrar su territorio, pero como no siempre es posible hacerlo, porque en algún momento añadiremos nuevos ejemplares, se pueden tomar precauciones como apagar la luz, cambiar o mover un poco la decoración para alterar el orden jerárquico en el acuario, etc.

Petrotilapia Chitande yellow chin

Para un acuario comunitario recuerda estudiar y averiguar la compatibilidad entre las especies y no mantener juntas aquellas que por su carácter o tipo de alimentación puedan resultar conflictivas con el resultado de estrés, enfermedad y después muerte. Por ejemplo, teniendo en cuenta el tipo de alimentación, no será conveniente mantener juntos Mbunas y Aulonocara. Los Mbuna son en su gran mayoría vegetarianos mientras que los Aulos, aunque pueden tomar espirulina para ayudar a resaltar sus tonos azulados, necesitan variedad de proteína animal, y ésta sería perjudicial para los Mbuna. Además los Mbuna deben comer frecuentemente y los Aulos con una o dos veces al día tienen suficiente. Luego está el temperamento, los Mbuna son más activos y agresivos, los Aulos son más tranquilos, aunque podrían llegar a convivir, los Aulos tardarán más en desarrollar sus colores y se retrasará su crecimiento, estarán más estresados y serán siempre los dominados. También la decoración ideal para estas especies es diferente, mientras que los Mbuna necesitan un acuario con muchas rocas formando cuevas y escondites para todos, los Aulos también necesitan rocas pero en menos cantidad y formando algunas amplias cavernas para el desove.

Tampoco es conveniente mantener Mbunas junto con Haplochrominos, la dieta de unos y otros no es compatible. Los Haplos requieren gran cantidad de proteína animal y grasa proveniente de alimento vivo. Con excepción de algunos Labidochromis y Melanochromis que son insectívoros, los Mbuna no deben alimentarse con proteína animal. El temperamento no sería un gran problema porque los Haplos tienen un carácter muy parecido a muchas especies de Mbuna. Y la decoración es totalmente diferente, mientras que los Mbuna necesitan muchas rocas, los Haplos necesitan mucho espacio libre para nadar.

Pseudotropheus flavus

La Reproducción

Los Mbuna son ovíparos y practican la incubación bucal materna. Este tipo de reproducción es uno de los aspectos de los cíclidos que más interesa a la comunidad científica y más nos sorprende a los aficionados, protege a la especie y ayuda a una mejor selección genética, es fruto de años de evolución. Los machos no custodian a los huevos ni a los alevines, de esto se encargan las hembras, entonces los machos están disponibles para aparearse con otras hembras y las hembras podrán seleccionar a los mejores machos genéticamente ya que todos ellos estarán disponibles.

El macho espera cerca de su sitio de puesta a que pase una hembra lista para desovar y la hembra es la encargada de reconocer al macho de su especie y mejor dotado genéticamente. Para ello tiene en cuenta los colores del macho, su silueta, su olor, su manera de comer, su manera de lucir y también su territorio o su sitio de anidación, si es en una cueva, o en la arena, etc.

Pseudotropheus zebra long pelvic Gallireya

Una vez que tu grupo de Mbunas haya alcanzado la madurez sexual es sólo cuestión de tiempo que comiencen a criar. Los Mbuna no tienen una época específica de reproducción, las hembras pueden estar listas para desovar cada dos meses y durante todo el año. Las parejas se forman en el momento del desove, el macho escogerá un lugar para la puesta, cortejará a todas las hembras disponibles hasta que encuentre a una que esté dispuesta y le siga hasta el nido. La hembra pone allí los huevos y el macho los fertiliza. La hembra se vuelve, recoge los huevos en su boca y pone otra tanda y así hasta que se acaben los huevos. Entonces la hembra se aparta del resto, busca refugio para protegerse y el macho comienza la búsqueda de una nueva pareja. 

Metriaclima hajomaylandi Chizumulu Island

Los Mbuna pueden criar en el acuario comunitario, pero si se dispone de otro acuario, es recomendable sacar a la hembra que está incubando y colocarla en este solo para ella o con otras hembras que también están en su misma situación. Esto reduce el estrés y facilita la incubación, no tienen que estar evitando el acoso de los machos ni la tentación de la comida, se mueven poco y así pierden menos peso. 

La incubación suele durar entre 21 y 28 días, hasta que los alevines tienen el tamaño suficiente para poder nadar y comer solos, entonces la hembra los libera. Para alimentarlos puedes ofrecerles escamas vegetales pulverizadas y combinarlas con nauplios. Los nauplios les darán color y deben comerlos hasta que midan unos dos centímetros y medio. Lo más importante ahora será hacer una buena selección, puesto que obtener una buena cría pasa por obtener también una buena calidad genética.

Géneros de Mbuna:

Chindongo   Li, Konings & Stauffer, 2016
Cyathochromis   Trewavas, 1935
Cynotilapia   Regan, 1922
Genyochromis   Trewavas, 1935
Gephyrochromis   Baker, 1901
Iodotropheus  Oliver y Loiselle, 1972
Labeotropheus   Ahl, 1926
Labidochromis   Trewavas, 1935
Melanochromis   Trewavas, 1935
Metriaclima   Stauffer, 1997
Petrotilapia   Trewavas, 1935
Pseudotropheus  Regan, 1922
Tropheops  Trewavas, 1984


 

Compartir artículo


Artículos relacionados


Deja tu comentario:




Responsable: Raúl Armell Rodriguez.
Finalidad: Gestionar y moderar comentarios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatario: Hosting: Online.net y correo electrónico automático a: info@cichlidae-acuarios.com.
Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos a través de .
Información adicional: Consulta las Condiciones de Uso y la Política de Privacidad de cichlidae-acuarios.com.