Aclimatar correctamente a tus cíclidos

Una correcta aclimatación es esencial para evitar enfermedades o la muerte inesperada de un pez recién llegado

Sí, aunque se pueda creer lo contrario, la causa de que nuestros peces enfermen o mueran es, la mayoría de las veces, el resultado de haber realizado una mala aclimatación. Es nuestra responsabilidad.

¿Por qué se deben aclimatar los peces que introduciremos en el acuario?

Los peces no regulan por si mismos la temperatura de su cuerpo sino que ésta depende de la temperatura del agua que los rodea. Por ello cambios bruscos en la temperatura les provoca importantes alteraciones metabólicas como consecuencia del shock térmico. Estas alteraciones afectan gravemente a las defensas naturales. Los cambios térmicos a partir de los que podemos considerar tendrán consecuencias graves serían cambios superiores a los 3ºC. Estas situaciones, superables en muchas ocasiones, generan un importante desgaste del animal, lo que aumenta la posibilidad de la aparición de enfermedades, sobre todo infecciones por bacterias y parásitos, por la pérdida de energía y defensas a la que ha sido sometido.

La aclimatación correcta se debe hacer en un acuario aparte, el denominado acuario de cuarentena. Sin embargo puede que no dispongas de otro acuario. Te explicamos cómo proceder en ambas situaciones:

Tanto si se dispone de acuario de cuarentena como si no, no se debería introducir nunca la bolsa de transporte en el acuario. Hay que tener en cuenta todos los agentes externos con los que puede haber estado en contacto esta bolsa y que podrían afectar a la estabilidad del acuario. Queremos lo mejor para nuestros cíclidos.

Lo más conveniente es utilizar un recipiente opaco y alto, para evitar al máximo estrés y accidentes no deseados. A ser posible, este recipiente solo se usará para el acuario. Pondremos con todo cuidado al recién llegado en este recipiente con el agua con la que llega en la bolsa. Lo ideal sería disponer de algún sistema de aireación (los hay portátiles o a pilas) y, por supuesto, tapar el recipiente para evitar accidentes y pérdidas de temperatura. Si no tienes sistema de aireación, tampoco pasa nada, se pueden aclimatar perfectamente.

Aunque no lo suelen hacer muchos aficionados, nosotros te recomendamos que hagas una analítica del agua con la que llega tu pez, o bien consultes a tu proveedor los parámetros del agua con los que él los estaba manteniendo. Puede parecer extremado, pero estamos tratando con cíclidos. Los valores del agua son especiales, diferentes a los de cualquier otra especie, por lo que este punto cobra la máxima importancia. En la mayoría de casos, los peces se embolsan en aguas neutras, es decir, con un pH bajo y una dureza media, para evitar accidentes con el amoniaco producido por las heces del viaje. Esto es lo que hace que si sometemos al pez a este cambio tan brusco, se estrese, deje de comer, enferme al día siguiente y un largo etcétera de consecuencias, ninguna de ellas buena.

Si no se dispone de acuario de cuarentena, la aclimatación debe ser lenta y relajada. Lo más recomendable es aclimatar por goteo, es decir, añadiendo gota a gota, agua de tu acuario con un gotero o similar. Puedes utilizar un tubo plástico del usado para las bombas de aire, colocar una pinza, un gotero de hospital (en farmacias), o simplemente colocar un extremo del tubo en el acuario, aspirar para comenzar a sacar agua y hacer un nudo en el extremo del tubo apretándolo más o menos hasta conseguir que el agua caiga gota a gota en el recipiente, en un intervalo de uno o dos segundos. Ahora solo hay que esperar, la aclimatación suele tardar unos 30 o 40 minutos.

Cuando el agua del recipiente sea de dos o tres veces el volumen de la bolsa, comprueba temperatura y PH para ver si coinciden ya con los del acuario. Sabrás que el pez está preparado cuando al golpear suavemente el recipiente donde se está aclimatando, reacciona de forma rápida y enérgica al estímulo. Entonces ya estará listo para pasar a su nuevo hogar.

Si dispones de un acuario de cuarentena el tema cambia. El agua de este acuario debe mantenerse con valores intermedios para así poder utilizar este agua o la del acuario definitivo dependiendo de los valores del agua de la bolsa en la que recibes tu pez. El agua del acuario de cuarentena no debe contener ningún medicamento. No hay que someter al pez a ninguna medicación si no está enfermo, lo único que conseguimos con esto es debilitarlo. Hay a quien le gusta incorporar Aloe Vera en el acuario de cuarentena por sus múltiples cualidades que ayudan a una buena aclimatación. Esto lo dejamos a tu elección personal, solo decirte que no es imprescindible.

              

Una vez acondicionado el pez con el agua del acuario de cuarentena mediante el mismo proceso explicado anteriormente, puedes ya introducirlo sin añadir el agua de la bolsa.  Permanecerá alrededor de unos cuatro días en este acuario hasta comprobar que está bien y come sin problema alguno. Entonces ya podrás trasladarlo a su acuario definitivo.

Ventajas del Acuario Hospital

Las ventajas de disponer y utilizar un acuario de cuarentena son muchas:

  • Se puede controlar si el pez come bien y la cantidad que come.

  • Al no haber otros peces introducidos antes, se evitan las posibles persecuciones y se disminuye el estrés que pueda sufrir el animal.

  • Al no haber objetos de decoración es más fácil observar si presenta cualquier síntoma externo de enfermedad.

  • Al no haber sustrato en el fondo se puede controlar el aspecto de las heces.

  • La aclimatación con el acuario definitivo es paulatina y menos traumática para el pez.

  • En caso de enfermedad se necesita utilizar menos cantidad de medicamento para su tratamiento, además de que si se trata al pez por separado en este acuario, evitamos tener que someter al resto de nuestros peces a un  tratamiento que no necesitan.

  • Se puede mantener la luz apagada durante periodos de tiempo más largos, así reducimos al máximo el estrés y aumenta el efecto de los medicamentos.

Como habrás visto, es conveniente y muy aconsejable disponer de un pequeño acuario de cuarentena, no solo para la correcta aclimatación de nuestros peces, también para separar y medicar a los que pudieran presentar algún síntoma de enfermedad.

Sin embargo, si no puedes disponer de este otro acuario tampoco pasa nada, puedes realizar perfectamente la aclimatación de tus peces el el acuario principal.

Compartir artículo


Deja tu comentario:




Responsable: Raúl Armell Rodriguez.
Finalidad: Gestionar y moderar comentarios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatario: Hosting: Online.net y correo electrónico automático a: info@cichlidae-acuarios.com.
Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos a través de .
Información adicional: Consulta las Condiciones de Uso y la Política de Privacidad de cichlidae-acuarios.com.